Compartir

Entrevista Telefónica

El telefono es una herramienta mas en la busqueda de empleo, no solo porque los expertos recomiendan realizar una llamada oportuna despues de enviar el curriculum con el proposito de concertar una entrevista, sino porque cada vez es mas frecuente la practica de la entrevista telefónica que, muchas veces, se utiliza como filtro en el proceso de selección.

 Una llamada de preselección es un buen indicador de que nos estamos dirigiendo en el sentido correcto. Por este motivo es muy importante que se dedique todo el tiempo que sea necesario a cada oportunidad.Aunque provoca ciertos reparos en los candidatos, se trata de un método cada vez mas difundido.

De ahí la importancia de tener en cuenta los aspectos clave, los objetivos y las fórmulas que pueden utilizarse para sostener una entrevista telefónica efectiva, que nos permita acceder al próximo nivel en el proceso de la búsqueda de empleo: la entrevista personal.

 La preparación requiere tener un esquema claro con los temas que pueden tratarse y asumir que, una vez enviado el curriculum y pasado un tiempo prudencial según la urgencia o el poder de convocatoria de la oferta de trabajo, en cualquier momento podemos recibir la llamada del seleccionador de personal.En caso de no encontrarnos en el domicilio, debemos procurar mantener la conversación en un lugar tranquilo y tener a mano información sobre la oferta de trabajo, papel y pluma para anotar cualquier dato importante.

 La llamada suele seguir un orden lógico: el entrevistador se presenta, explica el motivo de su llamada y realiza una serie de preguntas.A falta de presencia física, en las entrevistas telefónicas el peso de la conversación recae exclusivamente sobre las palabras, de tal manera que es de vital importancia que el candidato se exprese claramente, con pausas y sin interrumpir a su interlocutor, mostrando en todo momento interes y cordialidad, respondiendo a las preguntas con convencimiento y habilidad.

 Por ultimo recuerda, sobre todo, que tu objetivo ultimo es conseguir una entrevista cara a cara con tu interlocutor. Para ello expresa tu deseo y disponibilidad de mantener un encuentro personal dirigido a exponer con mayor claridad cualquier cuestión en la que el entrevistador quisiera profundizar.

Nuestro objetivo debe ser siempre conseguir una entrevista personal.

1-Preparar las respuestas adecuadas a las preguntas mas frecuentes.

2-Ser respetuoso.

3-Debemos mostrarnos amables tanto con el seleccionador de personal como con la empresa que representa.

4-No llamar al entrevistador por su nombre, salvo que sea el quien lo solicite.

5-Contestar con desenvoltura y conocimiento de causa para demostrar que se tiene seguridad en uno mismo.

6-En el transcurso de la entrevista, debemos demostrar nuestra motivación para desempeñar el puesto vacante. Para ello, es recomendable preparar algunas preguntas sobre el puesto, la empresa o el proceso de selección.

7-Memorizar el curriculum vitae. Hay que tener presentes no solo los datos que aparecen en el curriculum, sino toda la información adicional que pueda proporcionar un nuevo valor a nuestra candidatura, según las características de cada convocatoria. Para combatir los nervios, es recomendable tener a mano una copia del curriculum para refrescar la memoria y subrayar los puntos fuertes.

8-Si conseguimos la entrevista personal, no debemos conformarnos con tomar nota de los detalles. Es conveniente repetir el lugar, día y hora de la entrevista, así como el nombre de la persona que la llevará a cabo, para confirmar que no hemos entendido mal…